domingo, 25 de marzo de 2007

Expreso Quilmes S.A.


Eran alrededor de las diez de la noche, y después de indagar en mi guía, decidí tomarme el colectivo 98 para volver a Quilmes desde el porteño barrio de Congreso. (Un dato para nada menor, es que en esa época -1999- sólo sabía volver en tren, es decir, era mi primera experiencia colectivera).
En Av. Belgrano y Sarandí había una parada y ahí estuve hasta que el colectivo apareció. Pagué $1,25 y miré hacia el fondo por si había algún asiento libre, y tuve suerte pues conseguí uno al lado de la ventanilla.
Hasta cruzar el Puente Pueyrredón el trayecto se iba desarrollando acorde a lo indicado en mi guía.
Pero de repente el colectivo tomó una ruta que no era la que yo esperaba (obviamente la única persona que se turbó por el supuesto cambio de recorrido fui yo…)
Al cabo de casi una hora estábamos llegando a la Estación de Berazategui (recuerden que yo pensaba bajarme en Quilmes, y para aquellos que no tienen mucha noción de la geografía bonaerense, Berazategui está justo después de Quilmes y antes de La Plata). Todavía no puedo entender que operación “lógica” me llevó a pensar que, en algún momento, el colectivo iba a regresar al centro de Quilmes…
Lo correcto habría sido bajarme ahí y enmendar mi error que, en ese entonces, sólo era el de haberme pasado una estación, nada grave… pero ¿quién me aseguraba que el colectivo no iba a volver? Estaba tan convencida que, en ese instante, habría podido discutir el recorrido del colectivo como si yo misma lo hubiera trazado.
Obviamente el colectivo nunca dobló, y a los 30 minutos habíamos llegado a la Terminal del 98 en la desolada localidad de Villa España, partido de Berazategui.
Todos habían bajado excepto el colectivero y yo… “¿No vuelve a Quilmes?” “No, es la Terminal, no salen más colectivos.” Y se bajó también.
¿Qué iba a hacer a las once y media de la noche en un lugar por completo desconocido para mí? Primero, calmarme. Imposible. Entonces, cambiar el primer paso. Primero, buscar un teléfono público (recuerden que en el ’99 no abundaba la telefonía celular como ahora).
“- Hola, má… estoy en Villa España… parece que me confundí de colectivo…
- ¿Qué? ¿Otra vez? Bueno, buscá una remisería y venite… ¿pero cuál te tomaste?
- El 98…
- ¿Pero qué número?”
Pequeño detalle: el 98 tiene distintos ramales, dos de ellos me habrían dejado en el centro de Quilmes; y los otros tres no… (adivinen cuál fue mi respuesta y qué me dijo mi mamá).
Segundo paso: buscar una remisería. Empecé a caminar y me topé con las vías del tren ¿cruzar o no cruzar? Era el dilema.
Miré al sur: no venía ningún tren. Miré al norte: no venía ningún tren. Miré al este: no venía nadie. Miré al oeste: no venía nadie, pero se apreciaban luces y casas, y, quien dice, vida. Entonces, crucé.
Caminé dos cuadras hasta llegar a una remisería. “20 minutos de demora” “¿Y otra remisería por acá?” “Enfrente de la Catedral” “¿Y la Catedral?”
El pobre señor me explicó pero ya había decidido esperar ahí, además se había formado un lindo grupo de gente (faltaban las guitarras y las empanadas y eso parecía una peña).
Los 20 minutos se hicieron 30, y cuando ya estaba pensando en volver a llamar a mi casa para que supieran que aún estaba viva, apareció un auto.
Cuando llegué a mi casa nadie estaba preocupado, todo lo contrario, porque no era la primera vez y sabían que no sería la última.



(Fotomontaje: Marina García
http//:www.fotolog.com/salkix)

11 comentarios:

Clara O. dijo...

Uy, valerí, no sabés cómo te entiendo... Las veces que me pasaron cosas similires. Y encima la gente que no entiende que nacimos con la brújula para atrás. Como que se piensan que te hacés la boba, pero no...
Bueno, amiga, te felicito por abrir el blog y muy lindas tus crónicas!
Un besote!

pangcho dijo...

Vale aclarar que al menos en la remisería siguieron tu lógica: te recomendaron en términos de referencias ostensibles ("Enfrente de la Catedral" te dijeron y no "en San Martín al 800"), aunque a esas horas de la noche y en un lugar desconocido la experimentación se ve naturalmente relegada. Esperar resultó ser menos peor que salir a buscar una Catedral (además nada aseguraba que en la otra remisería no hubiera también demora).
La pregunta al chofer, que podría haber sido antecedida sin problemas por un "Por qué", es un claro resumen del sentido de este blog.
Hoy temprano en la tormentosa madrugada (alguien dirá ayer tarde en la noche) tomamos el 71. Llegando a Camargo y Gurruchaga (Villa Crespo) no pudo seguir porque había un metro de agua. Tomó por Gurruchaga y buscó improvisar un cruce del "arroyo" Avenida Juan B. Justo. Muchas personas se exaltaron de sobremanera al no reconocer el trayecto. Esa desesperación me trajo a la memoria este blog.
Saludos.

lucas en barcelona dijo...

El blog también genera intertextualidad, muy grosso.

Ya hace tiempo que no tomo un bondi, pero cuando me pierda en el subte te lo hago saber.

Alto blog, y alta blogger.

besos

Pamela dijo...

Jajajaja!!! Val, me haces cagar de la risa!!! Me encanta tu esperanza siempre viva... pensar q habiendo pasado Quilmes iba a retomar en algun momento es genial!!! Segui contando tus cronicas urbanas q estan barbaras!!!
Besosssssssss
Pame

aleli dijo...

ay, vale, por fin encontre tu blog, aunque nunca me diste la dire, paveando por el mar internetiano lo encontrè...
a mi me pasò algo muy similar, antes de decidirme a usar anteojos, me tome un colectivo que iba para san justo, algo asì como la capital de la matanza, con un recorrido muy distinto, y yo pensè que era porque habían cortado la calle, tal vez un accidente... Media hora después cuando vi la rotonda de san justo, a la gente sin inmutarse y un monton de locales comerciales se me ocurrió preguntar por qué se había desviado... "desviado? este es el de san justo" me dijo el tipo... en fin, yo volvi a casa en colectivo,después de mucho preguntar, y poco tiempo despues fui al oculista, aunque nunca uso los anteojos en la calle... un resabio de coqueterìa femenina
un besote de tu amiga despistada, me siento tan identificada con tu blog!!! hasta tomorrow

salkix dijo...

me acuerdo de ese dia, que salamina!

besos!

Vir dijo...

Oi Vale!
Me gusta tu blog :-) Yo no me perdí muchas veces en la ciudad, pero tuve muchas pesadillas en las que estaba perdida de noche en barrios desconocidos y la gente me indicaba mal el colectivo que tenía que tomar. Mi mamá me regaló una brújula para el llavero y pienso que yo podría regalarte una. Siguiendo los puntos cardinales seguro llegás (al día siguiente, pero llegás)

Te quiero nena
Un beso

V de Virósica

Clara O. dijo...

Queremos otro post, queremos otro post!!!
Besote!

Anónimo dijo...

[url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/ganardinero.jpg[/img][/url]
[b]Toda la informacion que buscas sobre ganar dinero[/b]
Hemos hallado la mejor guia en internet de como ganar dinero internet. Como fue de utilidad a nosotros, tambien les puede ser de utilidad a ustedes. No son solo formas de ganar dinero con su pagina web, hay todo tipo de metodos de ganar dinero en internet...
[b][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url]Te recomendamos entrar a [url=http://www.ganar-dinero-ya.com/]Ganar dinero[/url][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url][/b]

Anónimo dijo...

Pelotuda!

Santiago dijo...

¡Muy bien redactado!